Identidad I: Las subculturas

Bajo identidad entendemos el hecho de pertenecer a una colectividad particular. Ya sea a un grupo geográfico, social, cultural, o empresarial. Entre las muchas formas de identidad podemos diferenciar la identidad nacional, la identidad de género o la identidad que surge en base a una subcultura.

Entendemos como identidad el hecho de pertenecer a una colectividad particular, yaa sea a un grupo ligado a una locación geográfica, social, cultural o empresarial. Entre las muchas formas de identidad podemos diferenciar la identidad nacional, la de género o la que surge en base a una subcultura. Cualquier identidad se basa en el principio de ser diferente a otras personas o a otros grupos, en otras palabras es una construcción acerca de quién es uno y quiénes son los otros, que está fuertemente unida a los sentimientos. Esa identidad nos ofrece por un lado un sentimiento de seguridad al pertenecer a una agrupación, pero por otro lado nos despierta sospechas y cuestionamientos acerca de la gente que se identifica de forma diferente.

La formación de la identidad es siempre diferente y se puede manifestar de diversas maneras, su importancia para el individuo puede ser por un lado constructiva y benéfica pero por el otro lo puede corroer y eventualmente llegar a destruirlo. Para diversos grupos sociales que son oprimidos su identidad colectiva puede tener el potencial de darles fuerza y autoafirmación. A su vez, el cuestionamiento critico de cualquier identificación tradicionalmente anclada a la sociedad es importante para analizar el trato crítico que uno tiene consigo mismo, y a su vez también para darnos cuenta de la relación que tenemos con nuestro entorno.

La primera serie de películas está dedicada a las subculturas y a la forma en la cual se crean identidades especificas a través de éstas.

Las subculturas se pueden entender como »subsistemas«, que surgen dentro de un »sistema general«. Se distinguen por el hecho de que comparten las mismas reglas, símbolos y comportamientos. Es importante distinguir entre dos tipos de subculturas: por un lado tenemos la »subculturas parciales«, las cuales tienen un lugar dentro del sistema de gobierno, por ejemplo los clubs deportivos. Por otro lado (y de mayor importancia para nuestro análisis) tenemos a las »subculturas oposicionistas« como el movimiento contracultural hippie en los años sesenta o las agrupaciones que tiene como base un género musical como el hip-hop, y también podemos encontrar movimientos subculturales como el de los skinheads.

Las subculturas como medios para encontrar la identidad:

Cada subcultura tienes sus propias bases, intereses,  reglas y especificidades. El ensamble de todas esas características es representado por cada uno de sus miembros y es lo que la diferencia de otras subculturas. Algunos ejemplos son géneros de música específicos, una forma distinta de vestir, un peinado excepcional, un comportamiento distinto o algún tipo de droga característico.

La música es una de las características mas importantes de cada subcultura, y una de las principales razones por las cuales los individuos acaban formando parte de ellas. En muchísimos casos los atributos musicales no juegan un papel importante para los miembros de las subculturas, sino que es el contenido moral de las canciones el cual es de mayor importancia pues sus textos e intérpretes transmiten diversos ideales políticos, sociales y culturales. Ejemplos de esto se pueden encontrar en las canciones de protesta durante la revolución de 1968 o en el movimiento hip-hop, creado por los afroamericanos en los barrios marginalizados estadounidenses. En pocas palabras la relación entre la música y el individuo está casi siempre presente y es una de las principales bases en la formación de las subculturas.

Las subculturas son para muchos jóvenes una parte elemental en la construcción de su identidad y pueden jugar diversos papeles en los grupos de adolescentes. Una gran parte de los individuos pasa por diversas subculturas durante su proceso de madurez. Por ejemplo, mientras a los 15 años son admiradores fieles de la filosofía hippie, se visten de acuerdo a ella, e incluso tocan y cantan las diversas canciones de protesta, con 16 años pueden pertenecer a una subcultura completamente diferente, por ejemplo a la del tecno y actuar de acuerdo a sus reglas (por ejemplo vestirse con prendas de ropa de neón y pasar todas las noches en clubes nocturnos consumiendo diversas substancias).

¿Las subculturas en el siglo 21?

El nacimiento de una subcultura se debe normalmente a una mezcla entre la insatisfacción adolescente y la música. ¿Pero qué significa esto para los adolescentes alemanes en pleno siglo 21? ¿Están contentos con la sociedad y las normas que la rigen, o están simplemente desmotivados y son demasiado flojos para rebelarse en contra de ésta y demostrar su insatisfacción? ¿Puede ser posible que la insatisfacción social no juegue un papel tan importante para la creación de una subcultura? ¿Es posible que solamente les haga falta un nuevo género musical al cual apegarse? Eso significaría que vivimos en una época que carece de creatividad y en la cual la razón de la extinción de las subculturas reside en la estandarización y el miedo a la innovación por parte de la industria musical.

Analizando de cerca la subcultura hip-hop uno se puede dar cuenta de que la razón por la cual este género reside en la estandarización y la comercialización de la temática central de la música afroamericana y de sus ideales tales como la oposición al racismos . Los temas predominantes de estas canciones son la sexualidad, las mujeres, las armas y de vez en cuando también en consumo y el trafico de drogas. ¿Pero conlleva este cambio a destrucción de la subcultura hip-hop? La comercialización de este género lo hizo accesible para todo el mundo, sin embargo, su verdadero contenido parece haber desaparecido casi en su totalidad. Hace falta la autenticidad. Pero… ¿tiene la cultura adolescente que ser der verdad auténtica para ofrecerle a un individuo la oportunidad de encontrar una identidad propia?

Claro está que cuando se habla de las subculturas se habla en parte también de una moda de vestir específica. Obviamente en esas épocas no era fácil encontrar en cualquier tienda los atuendos adecuados de cada subcultura. Es por eso que la comercialización de la sociedad en general puede ser la razón por la cual las subculturas están pereciendo.

Todas estas y muchas más preguntas serán tematizadas en la serie de películas que presentaremos sobre el tema, aunque cabe decir que no prendemos encontrar respuestas absolutas a ellas. Nos interesa más que nada hacer saber que hay muchas formas diferentes de vivir la vida aparte de las cuales conocemos. Esta seria ofrece la oportunidad de familiarizarse con lo que nos es »extraño« y busca ofrecernos un mejor entendimiento por medio de una proyección histórica del fenómeno de las subculturas.

 

Esta página también está disponible en: Deutsch