We feed the world

Inspirado por una entrevista con el reportero de las Naciones Unidas Jean Ziegler en la cual se tematiza el derecho mundial a la alimentación balanceada, el autor y cineasta austriaco Erwin Wagenholfen se propone investigar de dónde vienen los alimentos que consumimos. La búsqueda lo lleva por diferentes países como Francia, España, Rumania y Brasil, y es documentada en su producción WE FEED THE WORLD.

La globalización en la sociedad moderna ha hecho de la industria alimenticia una industria cada vez más injusta. La cantidad de pan consumida en Graz, Austria, es la misma que se desecha en Viena, la capital del país; la mayoría de las leguminosas consumidas en Austria provienen de cosechas latinoamericanas, a pesar de lo cual son exactamente esos países en los que más se sufre de hambruna. Mientas que en España se sufre por la falta de agua potable, ese país es uno de los mayores proveedores de frutas y verduras, las cuales son en su mayoría cosechadas con ese tipo de agua. Son justamente hechos como esos los que son cuestionados en el documental, el cual redefine las efectos de la escasez y la abundancia, de la producción y el consumo exagerados, y claro está de la hambruna y sus causas.

La narración que presenta esta película tiene la intención de llevarnos a reflexionar acerca de la forma en la cual los productos consumidos llegan a los estantes de los supermercados donde los adquirimos. Los testimonios presentados en ella varían desde trabajadores de las empresas pesqueras y agrícolas hasta personas que ejercen posiciones directivas en diversas empresas transnacionales, como es el caso Peter Brabeck, antiguo director ejecutivo del grupo Nestlé.

Premios:

2006: Amnesty International Human Rights Award en el festival de cine Motovum.
2006: Premio FIPRESCI.
2006: Premio cinematográfico austriaco.

Esta página también está disponible en: Deutsch

Weitere Filme: